Con el resguardo puesto

El resguardo es por tu seguridad. Hay magia negra en él. Te avisa cuando algo malo va a pasar. Lo pones alrededor de la cintura. A veces te quema, otras te aprieta, pero siempre te avisa. El humo con el que le impregnan quizás sea el espíritu de ese, sí, de ese: de tu ángel de la guarda…

@CarlosAlameda 10/12/2018