Las puertas que atravesó Danyel Couryer (1)

Su belleza me encoge: es una sensación que no desaparece planeta tras planeta. Cuando la velocidad de la luz te escupe, tu mente entras en un estado de relajación absoluta, el tiempo se detiene, es como dibujar una raya en un lienzo en blanco que no acaba nunca, hasta que las celdas del cepillo dejan de encontrar resistencia y en un súbito movimiento se erizan de nuevo y salpican de pintura la pared. Yo me siento como una gota de pintura que ha atravesado ese umbral y ha chocado contra un muro cuando nuestra nave se detiene.

A close-up of Astronaut John Grunsfeld shows the reflection of Astronaut Andrew Feustel, perched on the robotic arm and taking the photo. The pair teamed together on three of the five spacewalks during Servicing Mission 4 in May 2009.

A close-up of Astronaut John Grunsfeld shows the reflection of Astronaut Andrew Feustel, perched on the robotic arm and taking the photo. The pair teamed together on three of the five spacewalks during Servicing Mission 4 in May 2009.

Sigue leyendo