Las estatuas que se perdió Rohani, los paneles que avergüenzan a Europa

No deberíamos cubrir nuestras estatuas. A quién no le gusten que nos la mire. Es nuestra cultura. Europa lleva milenios a la vanguardia de la modernidad, aunque tengamos tantos complejos. La antigua Roma y la antigua Grecia eran más modernas que algunas de nuestras puritanas sociedades, ni hablemos ya de aquellas que se rigen por prejuicios anteriores al medievo. 

Los europeos nos esforzamos, y mucho, en comprender al resto de culturas, en respetarlas y en mezclarnos con ellas. Pero, sin embargo, no muchas veces enarbolamos nuestros valores: la libertad de pensamiento y expresión, el conocimiento científico, la cultura. Todos estos valores han hecho nacer la democracia, han sido el caldo de cultivo del mundo moderno. Y ahora, sólo porque un presidente llega con la posibilidad de cerrar 17 mil millones de euros en acuerdos comerciales, el Museo Capitolino le priva de ver a Venus en todo su esplendor.

 

#Statuenude ¡anda y disfruta de la belleza!

El hashtag #statuenude ha servido de vehículo en Internet a los iraníes e italianos que se han indignado con este tema. Ambos no entienden el por qué, y muchos se preguntan a quién avergüenza más la medida, si a los propios iraníes o a los italianos. Incluso, se han hecho memes en Irán que rellenan el panel blanco con la página que aparece en los ordenadores iraníes cuando un ciudadano trata de entrar en una web subversiva.

 

 

 

Muchas personas en Irán están horrorizadas con la que se les está viniendo encima desde hace ya décadas. Atrás han quedado tiempos de modernidad para Irán, ¿los acuerdos con las grandes potencias mejorarán la apertura del actual gobierno?. Parece que no.

¿No hubiera sido un símbolo de modernidad haber firmado el acuerdo con Mateo Ranzi rodeado de genitales de mármol, o de una suntuosa Venus ofreciéndote un racimo de uvas? Irán dice que no tiene nada que ver con la decisión, el gobierno italiano descarga la responsabilidad en el Museo Capitolino, que alega que todo ha sido por respeto.

Respeto, pero para todos

Debemos defender el respeto, pero un respeto de 360 grados. ¡O es que a nosotros los europeos no nos toca ni una parcela de ese respeto!. Nuestra auto censura ralla lo lamentable. Estamos en Europa, y si estás en Europa ya sabes lo que te puedes encontrar: penes de mármol, pechos, muslos… de todo. Así pues, si alguien no quiere ver que no vea, si alguien no quiere mirar… venden unas prácticas gafas de sol en cualquier tienda.

Por cierto, aunque no sean comparables, la última vez que se taparon estatuas en Italia, fue durante una visita de Adolf Hitler. 

Francia, por su parte, se ha negado a cenar sin su vino, antes de aceptar una compañía que no sabe apreciarlo. Que puedes no tocar el vino, pero es que hasta la botella queda bonita, y no tienes por qué imponer al resto tus costumbres.


 

Carlos Alameda

29/01/2016

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s