Mensajeros de la muerte que esconden la mano

A Assier y a Ben ya les ocurrió. Ellos son personajes de ficción que cree para Najjar, dibújame en pólvora, pero en la realidad seguimos asistiendo a las consecuencias terribles de historias como las suyas. Un fanatizador, varios fanatizados, un objetivo, muerte, más muerte, y el fanatizador no se pringa las manos de sangre. El ataque al semanario Charlie Hebdo, y al supermercado judío, es una nueva muestra del peligro que suponen estos manipuladores profesionales.

Manifestante con una portada de Charlie Hebdo "El amor es más fuerte que el odio".

Manifestante con una portada de Charlie Hebdo “El amor es más fuerte que el odio”.

Sigue leyendo