Conectado a “El Elemento”

Hace tres años recorría las calles de Liverpool con el elemento que había encontrado en un aula de español junto a los alumnos de la Fundación La Merced Migraciones. Había costado 6 años redescubrirlo. Pero una cosa es conceptualizarlo acertadamente, y otras es asirlo y no dejarlo escapar. Algo que no se ha producido todavía. 

Biblioteca de Liverpool

Los ciclos de la vida y las necesidades económicas te apartan, a veces, del camino. La tentación es olvidar el elemento y dejar que se difumine poco a poco. Resistir es lo complejo.

Tienes que tener la suerte de ser consciente de que tu elemento sigue palpitando en tí, o haberlo sabido recordar para volver a lanzarlo. 

Lo importante, pienso, es no desconectar. Si has descubierto tu vocación, tu elemento, conéctate a él todos los días. 

No olvides el camino, aunque el destino se rebele, acéptalo y vuelve a tu centro. Se puede responder a la llamada con pequeñoa actos diarios.

Estos actos te llevarán a la reconexión con tu autenticidad en un mundo que sólo te pide desconexión.

Cuando encuentres ese sentimiento de estar en el camino, no lo sueltes. A veces hay que cerrar los ojos y disfrutarlo interiormente, notar su poder sanificador y purificador de tus acciones y pensamientos. 

Cuando llegue el momento de total equilibrio, cuando estés en el elemento, entonces disfrutarás de todas aquellas veces que redirigiste al camino…

Adiós a Tomás Sobrino: un profesor de matemáticas que te daba 0,25… “por respirar”

Le conocíamos como Chomón, o “Padre Atleti”. Tomás Sobrino tenía la misión de enseñarnos a los de letras las llamadas “matemáticas aplicadas a las ciencias sociales”. Eligieras el itinerario que eligieras no te librabas de ellas. No sé si aprendimos muchos números con él, principalmente porque no le dejábamos enseñar como a él le hubiera gustado, pero sí nos hizo comprender las palabras integridad y motivación.

Tomás_Sobrino_Chomón_TribunadeAvila

Tomás Sobrino Chomón / Fuente: Tribuna de Ávila

Sigue leyendo

El profesor: paciente hortelano

Igual que como profesor, como escritor muchas veces aprendes más de tus personajes, de su contexto y de los lectores que lo que tú puedes llegar a pensar…. 

Profesor y alumnos

Sigue leyendo